Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

sábado, 3 de enero de 2009

Otra estafa a los ciudadanos

A la empresa supuestamente pública que se encarga del transporte en metro y tranvía en Valencia se le acaba de ocurrir que no es bastante con subir las tarifas, como todos los años, sino que además ahora cobra por el soporte del billete, es decir, el cartoncito.

Lo que antes costaba, por ejemplo, 6,10€ (el abono de diez viajes en la zona metropolitana) ahora cuesta 6,50€ (una subida del 6,6% en plena crisis), pero, además, cobran 1€ más por el cartón. Y quieras o no, tienes que renovarlo, no es que te lo cobren y ya te valga para siempre. Y no solamente eso, sino que como ahora el cartoncito de marras (lo que antes era "el bono") es RFID, cualquiera con un lector adecuado puede averiguar si llevas uno en el bolsillo, un golpe electromagnético fuerte puede dejarte sin él (igual que borrar un disco duro), si lo pierdes o te lo roban pierdes más, y toda otra suerte de inconveniencias solamente para que los que maman del presupuesto público puedan mamar más.

Eso sí, es más mono. Lo digo por encontrarle algo positivo.

Publicar un comentario