Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

sábado, 11 de diciembre de 2010

Poxipol® resuelve

Y sí, aunque les pueda parecer poco refinado, pero así es el caso.

Tenemos en casa varias tapas de caldero, de cristal, y hay que destornillarlas para limpiarlas entre el pomo y el cristal. Pero una de ellas estaba tan apretada que al soltarla, se rompió la rosca.

Pero para todo hay soluciones: tiré el tornillo, que era de rosca fina (y además estaba oxidado) y cogí un tornillo de rosca ancha, mezclé un poco de Poxipol e hice la bola que se ve en la primera foto, en el sitio de la rosca.

Luego, puse en su sitio la tapa y metí el tornillo en la bola de Poxipol, y lo dejé para que fraguara tranquilamente, durante los 10 minutos que dice el «prospecto», y algo más.

Ahora, como se ve en la segunda foto, ya tengo la tapa como nueva. Y además, se puede desenroscar perfectamente para limpiarla.

¿Que cómo la puedo desenroscar? ¿El truco para que no se pegara el Poxipol al tornillo?

Más sencillo de lo que parece: antes de meter el tornillo en su sitio lo mojé en agua jabonosa.

Tan simple como eso.

Publicar un comentario