Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

martes, 26 de mayo de 2009

Clipper de fresa


A veces las grandes compañías nos dan una alegría inesperada. Ha sido el caso, esta vez, de Alcampo.

La cadena de distribución francesa agarró y cargó un contenedor o un par dellos en Canarias y los descargó en Valencia, pero no los cargó de cualquier cosa, sino de esos productos canarios que no se exportan y que es imposible conseguir fuera, salvo en casos como éste.

Mojo (embotado, claro), almogrote (lo mismo), miel de palma (más de lo mismo), dulces gomeros (también de los de venta al turista), galletas Bandama, chocolatinas Tirma o chocolate La Candelaria, quesos canarios como el de flor de Valsequillo, el Tofio o el de Teisol, vinos como El Grifo... incluso han tenido la decencia de poner paquetes de 6 botellas de agua de Firgas o del gran, maravilloso y único Clipper de Fresa, el incontestable mejor refresco de fresa del mundo. Si quieren saber por qué es tan buenísimo que es mejor, pueden hacer tres cosas: leer el artículo de la Wikipedia que explica por qué es único e irrepetible, ver el vídeo que pongo al lado, o probarlo (si pueden).

Yo, desde luego, aunque poco tengo que agradecerle a las multinacionales, esto sí que se lo agradezco a Alcampo: poder tomarme un Clipper de fresa, añorando mi tierra y mi gente pero un poco más cerca que antes.

Actualización: Añado los otros dos vídeos de las campañas publicitarias de Clipper, uno con el otro anuncio de un feo (en este caso Eduardo Gómez) y otro con la publicidad del cincuentenario.

«¿Nos echamos un Clipper?»

Publicar un comentario