Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

viernes, 29 de agosto de 2008

Otra de firmas

Cuando hubo que poder escribir en gravedad cero los americanos se dejaron millones en investigación. Gracias a ellos tenemos hoy el boli de gel. Los rusos fueron a lo práctico y usaron lápices.

Publicar un comentario