Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

viernes, 10 de octubre de 2008

Espaguetis a la estudiante

Una receta para esos pobrecitos que viven como estudiantes, como yo. Rápida y sencilla, pero buena y alimenticia.

Prepara un caldero con agua. Echa un pellizco de sal gorda.

Abre dos latas de atún en aceite. Echa el aceite en el agua, y guarda el resto para después.

Pon el agua al fuego hasta que hierva.

Cuando hierva, echa medio kilo de espaguetis. El agua volverá a hervir pronto, en ese momento baja el fuego lo más que puedas sin que el agua deje de hervir un poco.

Cuando la pasta esté (ni siquiera tienes que saber cuando es, el paquete lo pone, entre siete y diez minutos) saca el caldero del fuego y saca los espaguetis del agua. Baja el fuego al mínimo.

Si tienes un colador grande, esa es la mejor manera de sacar los espaguetis del fuego: los pasas por el colador hasta que el caldero quede vacío y luego los enfrías bajo el chorro, para parar la cocción.

Si no, la manera de hacerlo es vaciar el agua en el fregadero (cuidado con quemarse), llenar el caldero entero de agua fría para parar la cocción y vaciarlo otra vez.

En cualquier caso, ahora tenemos los espaguetis fríos. Los volvemos a poner en el caldero al fuego mínimo. Añadimos el atún y un bote de tomate frito.

A continuación, la parte más variable: échale cantidades moderadas de las hierbas que tenga a mano. Yo les pongo orégano, un toque de hierbas provenzales, un poco de cúrcuma o de curry, según me de, y un chorrito de tabasco.

Añade unas pocas aceitunas, todo esto removiendo bien porque aunque el fuego esté al mínimo, está al fuego. Cuando esté bien revuelto y los espaguetis a la temperatura que los quieras servir, pues a la mesa y que aproveche.

Publicar un comentario