Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

viernes, 17 de abril de 2009

Cosas que pasan

Mis padres me enviaron un paquete hace como dos semanas (de hecho el día 4). Un simple y normal paquete de Correos.

Esas cosas tardan, claro. Y más aún cuando es paquete, no carta, y no es urgente. Y todavía más cuando por medio andan la Semana Santa y (aquí que lo hay) el Lunes de Pascua.

Pero tanto...

Ayer aún no había llegado, y es más, no había noticias de él ni siquiera en el sistema informático interno de Correos, así que hoy fui a mi oficina más cercana a preguntar. Al llegar a la ventanilla me indican que el paquete se registró hoy en el puerto de Valencia y que entró hoy en reparto urgente.

Pues bien, no se ha perdido. Eso es una buena noticia.

Vuelvo a casa y, «O Fortuna» (que escribieron en el XIII), en el rato que fui a Correos y volví tenía en mi buzón el aviso de llegada.

Tendré que volver a la oficina de Correos mañana.

Publicar un comentario