Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

lunes, 27 de abril de 2009

Mala suerte

A veces, como comentaba en otra entrada, las cosas no salen como uno quiere. En mi caso, y en esta ocasión, la mala suerte se ha cebado conmigo estropeándome el ordenador portátil durante la noche del viernes al sábado.

Estar todo el fin de semana sin ordenador para alguien a quien no le encanta lo que hay en Televisión, no tiene compañeros de piso, no puede leer mucho porque le duele la cabeza y (sobre todo) no tiene a su cónyuge cerca como quisiera es una verdadera tortura.

Veremos qué me dicen hoy en la casa, cuando los llame, que aún no puedo porque no es la hora.

Publicar un comentario