Bajar a la lista de etiquetas (categorías de artículos)

lunes, 27 de abril de 2009

Servicio al cliente (II)

Como ya comenté, si bien no con esas mismas palabras, en diciembre del año pasado, la mejor cara de una empresa no la debe poner el vendedor, sino el encargado de mantener razonablemente feliz al cliente: el personal de Atención al cliente.

Como acabo de referir, mi portatil se estropeó este fin de semana, y acabo de llamar al servicio de Atención al cliente de Dell, en particular al servicio técnico. Les indiqué los síntomas del problema, me obligaron a hacer una prueba que yo no consideraba necesaria (eso sí, con la pertinente disculpa) que confirmó que el problema es el que yo decía, y mañana tendré en mi despacho un técnico con una pieza de repuesto, que probablemente sea «cambiar sobre la marcha y listo».

Eso es Servicio, Atención. Así se cuida a un cliente, y esa es la manera de que yo, que ya estoy pensando en cambiar de portátil, no me plantee cambiar de marca.

Y como nota, la prueba que me obligaron a hacer es necesaria para que el técnico sepa, sin lugar a dudas, la pieza que ha fallado (aunque yo ya lo sabía) y es normal que obliguen a hacerla porque muchas veces los clientes no dicen lo que ha fallado, sino lo que ellos creen que ha fallado, obligando así a veces al técnico que se ha desplazado a volver al día siguiente con la pieza que realmente falló. Así que, aunque para algunos sea una pérdida menor de tiempo, en general es una ventaja.

Publicar un comentario